Reforma de caravanas, asentamiento de suelos (I)

Este fin de semana aprovechando que tenía tiempo para reformar, compré tarima flotante para seguir renovando la caravana, encontré una muy linda que estaba a la venta por unos 6 euros.

 

Lo cierto es que no ha sido tarea fácil por la cantidad de recovecos y recovecos que tiene la caravana, y en un espacio tan reducido es muy difícil moverse.

El primer gran problema que encontré es que el piso no está perfectamente nivelado y las juntas están bastante separadas.

Otra de las dificultades que encontré es que la instalación de fontanería de la caravana consta de botones redondos que van al suelo, por lo que tuve que hacer unos agujeros en el parqué.

Para eso, lo primero que hice fue marcar el círculo, usando un cuadrado, un metro y una placa del mismo diámetro. Lo más difícil ha sido centrar bien el hoyo, pero midiendo y poco a poco no ha ido mal, de todos modos hice el círculo un poco más grande para que el suelo no se levantara.

Las curvas se hicieron más fáciles para mí, con la ayuda de un cuadrado y un metro logré hacerlo sin mayores problemas.

Alguna curva fue un poco más complicada, y tuve que hacer varios cortes para encajar bien.

Hace tiempo que no avanzo, y ahora solo me queda poner un rodapié y un remate en la entrada del baño, pero eso lo dejo para la semana que viene. Les dejo algunas fotos del proceso.

 

 

Deja un comentario